Usted está aquí

Elección de pareja coordinadora

El 28 de noviembre, diecinueve parejas líderes del movimiento, eligieron mediante votación al matrimonio Duarte-Barretto, Fernando y Patricia como los líderes de Carisma Matrimonial (diocesanos) durante el período 2015-2016.

Pedimos a Dios en Comunidad que ilumine a nuestros hermanos en su servicio y los acompañe en este camino de fe en el que trabajan por el bien de nuestras familias y todo el movimiento Carisma Matrimonial.

Damos gracias al Señor por el trabajo, el tiempo y el servicio que brindaron el matrimonio Dilauro-Mederos, Tico y María del Huerto durante los años 2013-2014.

En estos días se están confirmando los responsables de las distintas áreas que conformarán equipos de trabajo.

Al finalizar el Taller de Navidad recibimos con gran alegría la carta que Fernando y Patricia escribieron:

 

Queridos Hermanos:

Queremos transmitir a través de este medio nuestros sentimientos al ser elegidos como pareja coordinadora del movimiento en los próximos dos años y nuestras disculpas por no haber podido vivir junto a uds el taller de navidad.

Sabemos que debemos optar por lo que como movimiento profesamos: la prioridad de tiempos y espacios para la familia; y es por ello que en esta noche no estamos junto a uds físicamente. En esta noche es la graduación de nuestra hija Camila la que nos convoca y nos conmueve muy especialmente.

El ser elegidos como pareja coordinadora implica para nosotros un gran desafío… y no deja de re- sonar en nosotros la palabra de Jesús “…Yo los he elegido a uds, y los he destinado para que vayan y den fruto duradero…”

Por ello es que tenemos muy claro que el desafío no es más que, el del servicio desinteresado y humilde con el que nos hemos dispuesto a participar de este movimiento desde nuestro FDS original.

Cambia la responsabilidad pero el trabajo en equipo sigue siendo el mismo. Y eso es lo que queremos para este movimiento: trabajo en pareja y en equipo.

Nos sentimos alegres, confiados y muy agradecidos a Dios por darnos esta oportunidad que sin duda será de gran crecimiento a nivel de pareja. Nos sentimos muy comprometidos y esperanzados, aunque no les negamos que también hay aspectos que nos preocupan y que provocan en nosotros sentimientos de luz roja.

Nos enfrentamos como movimiento a muchas dificultades, que quizás por momentos nos paralizan, pero comencemos a visualizarlas como el condimento fuerte, teniendo muy presente que es la esperanza quién evita que perdamos el apetito.

La esperanza es nuestra aliada… es la que no debemos dejar ir, y qué bueno sí esta esperanza se comparte… sí no es sólo la nuestra… si no también la de cada uno de uds… que se suman para dar más luz a un movimiento que debe salir a una sociedad cada vez más descreída y sin rumbo…

Quisiéramos compartir al respecto con uds unos fragmentos de un poema de un escritor francés (Charles Peguy) que El Obispo Mons. Daniel Sturla hizo alusión en el encuentro Arquidiocesano del pasado 15 de noviembre al cual asistimos. El poema se llama:

La Pequeña Esperanza

La Fe es una esposa fiel.
La Caridad es una madre ardiente.
Pero la esperanza es una niña muy pequeña.

La Fe es la que se mantiene firme por los siglos de los siglos.
La Caridad es la que se da por los siglos de los siglos.
Pero mi pequeña esperanza es la que se levanta todas las mañanas.

La Fe es la que se estira por los siglos de los siglos.
La Caridad es la que se extiende por los siglos de los siglos.
Pero mi pequeña esperanza es la que todas las mañanas me da los buenos días.


La Fe es un soldado, es un capitán que defiende una fortaleza.
La Caridad es un médico, una hermanita,
Pero mi pequeña esperanza es la que saluda al pobre y al huérfano.

 

….es la que se acuesta todas las noches
duerme realmente tranquila

y se levanta todas las mañanas.


Éste queridos hermanos es nuestro desafío pero “Solos nos podemos”, los necesitamos y los queremos a uds… a cada uno… desde el lugar que estén participando y haciendo a este pequeño movimiento más grande.

En éstos días ya estuvimos pensando y armando la nueva junta que nos acompañará durante éstos dos años.

Queremos realizar un reconocimiento especial a Tico y Ma. Del Huerto, que finalizan este ciclo y a todos las parejas de la Junta 2013-2014.

Trataremos de juntar experiencia y renovación, aprovechando las parejas que aceptaron la invitación a las jornadas de profundización. Estas Jornadas son un logro de nuestro movimiento en este 2014, y trataremos de potenciar en cada una de ellas el gusto por el servicio.

Hay muchos desafíos lindos, para que nos acompañen, como reformular el fin de semana, modificar los nexos, vincular las distintas comunidades, hacer jornadas de distintas temáticas, entre otros.

El movimiento vive, por eso pide cambios y por eso nos debemos esforzar por incorporar a más parejas dándoles el regalo de vivir la experiencia del fin de semana.

Les transmitimos nuestro más profundo deseo de paz, armonía, unidad en la familia para esta nueva navidad, hagámosle un lugarcito en nuestro corazón a ese niño Dios que quiere re-nacer y permanecer junto a nosotros.

Muchas gracias y tengan muy presente que “sin uds no hay un nosotros”