Usted está aquí

Orígenes de Carisma Matrimonial

Es un movimiento católico a nivel mundial. En Montevideo desde hace algunos años adoptó el nombre de Carisma Matrimonial.

Esta propuesta se origina en Barcelona, España en 1956 por el P. Gabriel Calvo. Él daba unas charlas a matrimonios del Movimiento Familiar Cristiano (MFC), que se centraban en el entendimiento propio, del entendimiento del otro y el acercamiento mutuo, para lograr el verdadero amor, que les llevase a encontrar el sentido de sus vidas en la Iglesia.

Estas charlas terminaban con una serie de preguntas para facilitar la comunicación de los asistentes.  El P. G. Calvo también trabajaba con jóvenes, al ver el buen comportamiento y la forma especial de ser de alguno de ellos (muy centrada), se dedicó a buscar la razón de esto. Entonces al conocer a sus padres, se dio cuenta que entre ellos existía una profunda comunicación. Este hecho, le hizo darse cuenta de lo importante que era la relación de los padres para la integración completa de los jóvenes. Y así comenzó a diseñar un instrumento que facilitara la comunicación profunda en otros matrimonios.

En el año de 1962 se tiene el primer Fin de Semana (FDS) en Barcelona España. En 1967 el P. Calvo aportó sus experiencias a la convención que se celebró del Movimiento Familiar Cristiano (MFC) en la Universidad de Notre Dame (Indiana, USA). El interés que despertó fue tal, que a los pocos días, el matrimonio Crowley, uno de los fundadores del MFC, reunió a ocho matrimonios y seis sacerdotes para vivir el primer "Marriage Encounter".

Entre los que vivieron la experiencia en Nueva York, en junio de 1967, estaba un sacerdote Jesuita, el P. Chuck Gallagher, quien, después de un tiempo, reunido con seis matrimonios en una cocina de un departamento de Nueva York, enriquecieron el instrumento enfatizando fuertemente en el enfoque de los sentimientos. También surgió allí la necesidad del diálogo diario.

En octubre de 1969 se funda oficialmente EM y se crea su símbolo que lo distingue.  En 1972 EM se expande al resto del mundo. Se da el primer FDS en Bélgica y en Inglaterra. En 1973 se extiende a la india, Chile e Irlanda. Para ese año, 12.000 matrimonios ya habían vivido esta experiencia.

Antes de que se dieran cuenta E.M.M. se difundía por todos los Estados Unidos, extendiéndose a algunos países de Europa, Asia, Africa y por supuesto llegó a la comunidad de habla hispana de los Estados Unidos; la experiencia fue traducida al español y comenzaron a darse los fines de semana en nuestro idioma en enero de 1974 en Nueva York. Esta propuesta ha tenido tanto éxito que está en los cinco continentes en más de 105 países y con diferentes idiomas, integrándose no solo de matrimonios, sino también por sacerdotes, religiosos y religiosas que han vivido esta experiencia.

En el año 2004 Carisma Matrimonial - "En Familia", surge como un Movimiento de la Pastoral Familiar de la Arquidiócesis de Montevideo, para seguir comunicando con su forma particular y propia lo que consideramos un Don del Espíritu Santo donado a la Iglesia para compartirlo con todas las parejas, casadas o no, católicas o que profesen otra religión. Conservamos las orientaciones del Padre Calvo y su convicción que la relación y la comunicación en la pareja son un elemento sustancial para la solidez de la familia y el crecimiento sano y en valores de sus hijos. Esto explica que seamos un Movimiento de la Pastoral Familiar que dirige sus esfuerzos a la relación de pareja.

Gracias al amor y generosidad de muchos matrimonios es que celebramos, que se haya podido continuar con el sueño de que en el mundo existan más y mejores matrimonios y sacerdotes que con su amor puedan cambiar el mundo.

Quienes formamos este movimiento, a través del servicio y la entrega, apostamos a cambiar el mundo, ayudando a parejas y sacerdotes a vivir una relación totalmente íntima y responsable, al proveerles una experiencia “Católica” y una comunidad de apoyo continuo, para llevar este estilo de vida.

Nuestro principal propósito es ayudar a que nuevas parejas vivan la experiencia, que hemos vivido nosotros y así compartir con generosidad y amor las herramientas para llevar una vida feliz de a dos.

Pueden escribirnos o acercarse.

Esta es una página informativa, pueden acercarse sin compromiso a una reunión de información, para escuchar y conocer algunas parejas que lo vivierón. Es un movimiento abierto, que entre sus condiciones no exige que las parejas sean católicas.
Se preguntarán cómo es posible que se brinde una experiencia de vida así, y que haya tantas parejas dedicando esfuerzo y tiempo para que esto continúe. Simplemente porque como cristianos hacemos caso a la instrucción que Jesús nos dejo: “Amarnos los unos a los otros como Dios nos ha amado.”

Esperamos encontrarlos, con alegría y entusiasmo felices por ustedes que vivirán el Fin de semana.